13,100 The Competitive Intelligence Unit, Telecomunicaciones Móviles al 3T16: Ingresos, Líneas, Precios, Tráfico y ARPU

Telecomunicaciones Móviles al 3T16:
Ingresos, Líneas, Precios, Tráfico y ARPU

En periodos recientes, el mercado de telecomunicaciones móviles en México registra avances desde su fase de maduración intermedia hacia una de mayor madurez, en la que si bien persiste el escenario de excesiva concentración de mercado, la cobertura ha dejado de ser el principal elemento diferenciador entre operadores, para pasar a una ponderación balanceada también con precios competitivos y mejora en la calidad de los servicios.

Efectivamente, en la actualidad se identifican condiciones de cobertura, calidad y precios más homogénea y balanceada entre competidores, bajo un entorno de crecientes montos de inversión en infraestructura y estrategias comerciales óptimas, que resulta en un empoderamiento del consumidor en la elección de operador.

La incursión de un operador disruptivo con ofertas comerciales agresivas en servicios, AT&T en su actuación como agente líder, ha dado lugar a una alineación de condiciones en la provisión de servicios para los competidores en el mercado, Movistar (Telefónica) e incluso del operador preponderante Telcel (América Móvil), en una reacción explicada por la teoría económica como de agentes seguidores.

Al contexto anterior, se debe sumar los (escasos e insuficientes) esfuerzos de regulación asimétrica aplicable al preponderante que buscan compensar desequilibrios del mercado y consecuentemente, alcanzar el tan anhelado escenario de competencia efectiva. En acompañamiento de la reciente reducción de precios de los servicios móviles, que ha dado pauta a un aumento tanto de la penetración de servicios móviles, como del consumo de los mismos.

Así también, en el mercado de telecomunicaciones móviles se registra una diversificación en la disponibilidad de equipos terminales a menores precios entre la población, tal que en la configuración competitiva del mercado de Smartphones el principal fabricante de estos equipos (Samsung) alcanza una cuota en la vecindad de 30% que toma distancia de la fase de lanzamiento en la que BlackBerry contaba con más del 60% del mercado, años atrás.

El Mercado Medido en Ingresos

En su dimensión cuantitativa, al cierre del tercer trimestre del 2016 (3T16) el mercado móvil contabilizó ingresos por $60,568 millones de pesos, cifra que representa una contracción anual de 2.8%.

Esta reducción es atribuible principalmente a los menores precios de los servicios móviles que resultan de las agresivas ofertas comerciales tanto para postpago como para prepago, así como del ajuste regulatorio de tarifas de interconexión, la eliminación de cargos de larga distancia y roaming nacionales, así como hacia Estados Unidos y Canadá.

El trimestre se caracterizó por una ligeramente menor agresividad comercial, tras la revisión a la baja de la vigencia de las recargas y la limitación de uso de datos a 1GB, especialmente en redes sociales y mensajería instantánea.

El Mercado Medido en Ingresos por Operador

La segmentación por operadores muestra que la participación de mercado en ingresos de Telcel aumentó ligeramente respecto al trimestre previo y asciende a 70.8% en 2T16, al generar $42,893 millones de pesos durante el 3T16. Si bien la preponderancia es determinada por diversas métricas, llama la atención que este operador sigue ganando terreno en términos de ingresos, aún en el contexto de un esquema regulatorio asimétrico derivado de la Reforma Constitucional.

Por su parte, AT&T alcanzó ingresos por $10,901 millones de pesos, lo que representa un incremento anual de 14.3% y una cuota de mercado de 18.0%, ante la atracción de nuevos clientes sobre todo de alto valor en postpago, a partir de la implementación de agresivas ofertas comerciales frente a sus competidores.

El operador Movistar reportó una contracción anual de 19.8%, al obtener ingresos por $6,609 millones de pesos derivada de la reducción de precios del mercado, que se ha acentuado en el subsegmento de prepago de bajo consumo.

El grupo de Operadores Móviles Virtuales (OMV) continúan con una participación de ingresos prácticamente nula, de tan sólo 0.3% del total del mercado, equivalente a $165 millones de pesos.

Cabe resaltar nuevamente que la contracción en los ingresos del mercado de telecomunicaciones móviles se debe en lo principal a la tendencia a la baja que registran los precios al usuario final, que se traduce en notables economías y beneficios para los consumidores, consecuentemente, en un aumento en el consumo y adopción de servicios, especialmente de la banda ancha móvil.

El Mercado Medido en Ingresos por Componente

En cuanto a su composición, los ingresos asociados a los servicios registraron una reducción anual de 11%, mientras que se muestra una apreciación de 26% en el rubro de la venta de equipos terminales (28.6% de los ingresos móviles). En términos absolutos, 71.4% de los ingresos corresponden a servicios móviles, con una reducción en su ponderación de 6.6 puntos porcentuales en términos anuales. Dentro del componente de servicios, aquellos de voz (35.9% de los ingresos) identifican una contracción anual de 10.6%, mientras que los de datos (35.5% de los ingresos), una reducción de 11.4%.

En esta dinámica por operador, Telcel mostró una reducción anual de 15.1% en los ingresos por servicios y un aumento de 26.4% en el componente de equipos o dispositivos. Mientras que Telefónica registra una reducción de 17.1% en los ingresos por servicios y una disminución de 35.9% en aquellos de equipos y AT&T un incremento de 11.8% en servicios y de 28.6% en la venta de equipos.

Así, la reducción en ingresos que identifica el mercado en el periodo no se debe a la falta de dinamismo, sino a la baja de precios derivado de ofertas competitivas.

Asimismo, esta etapa del mercado mexicano se distingue por tener un mayor balance entre los tres elementos generadores de ingreso, la voz, los datos y el equipo. Por lo que los consumidores mexicanos se ven beneficiados ante mayores y mejores ofertas tanto de servicios como de equipamiento.

El Mercado Medido en Líneas

Al cierre del tercer trimestre del 2016 (3T16), contabilizan 110.4 millones líneas móviles, lo que representa un crecimiento anual de 5.2%. En perspectiva histórica, estos niveles de crecimiento no se observaban desde mediados del 2013, donde el mercado comenzaba a mostrar señales de agotamiento, tanto por excesivo nivel de concentración que mantenía el mercado ante un marco regulatorio ineficaz para hacer frente a ello, como por la falta de dinamismo en la actividad económica del país.

Hoy en día el segmento móvil cuenta con un nuevo operador, AT&T, que ha detonado mayores montos de inversión en infraestructura y estrategias comerciales competitivas que conjuntamente resultan en un empoderamiento del consumidor en la elección de operador y paquetes de servicios.

Así, en el 3T16, se supera la barrera de 110 millones de líneas móviles, a más de tres años y medio de haber superado las cien mil.

Al analizar el grado de avance en la reconfiguración del mercado a favor de los competidores, aún se identifica una excesiva participación de mercado del operador preponderante (Telcel) que provee servicios móviles a 65.9% de las líneas del mercado. La ligera disminución de la participación de mercado de Telcel que se ha observado en los últimos periodos se debe principalmente a la atracción de usuarios y consecuente aumento en la huella de mercado de AT&T y Movistar, con tasas anuales de crecimiento en su base de líneas de 32.2% y 10.8%, respectivamente, mientras que aquella de Telcel se redujo 0.3% al comparar con el tercer trimestre de 2015.

Así, al 3T16, la cuota de mercado de Movistar asciende a 23.5%, AT&T 9.7% y el 0.9% restante, corresponde a los Operadores Móviles Virtuales (OMV).

El Mercado Medido en Adiciones Netas por Operador

En términos de adiciones netas, AT&T acumula el mayor monto al alcanzar 743 mil nuevas líneas, de las cuales 606 mil son de prepago y 137 mil de postpago. Por su parte, Movistar incorporó 8.7 mil líneas, al incrementar 11.9 mil usuarios su base de prepago y perder 3.2 mil en el caso de postpago. En lo que corresponde a Telcel, el operador preponderante registra variaciones netas negativas, al reducir en 536 mil sus líneas de prepago y abonar 168 mil líneas en postpago, que resulta en una reducción total de 368 mil clientes móviles.

En periodos recientes, se identifica que el operador preponderante está reduciendo trimestre a trimestre su base de prepago, mientras que ha aumentado aquella de postpago. A su vez, Movistar ha disminuido la atracción de usuarios a su red en ambas modalidades de pago. En cambio, AT&T, ha logrado incrementar significativamente, sus líneas tanto de prepago y como de postpago.

Reducción de Precios en el Mercado

En el segmento móvil, los usuarios enfrentan menores precios en la contratación de servicios. El factor que ha determinado en mayor medida esta reducción de precios es la entrada de AT&T, a través de sus ofertas agresivas, que ha conducido a mejores ofertas en términos de precios para los consumidores.

De acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) elaborado por el INEGI, el componente de telecomunicaciones móviles fue aquel que registró una mayor disminución durante el tercer trimestre del año (3T16), puesto que en el comparativo frente al trimestre inmediato anterior se redujeron los precios del servicio 6.1%. Mientras que, en el plazo de un año, al comparar con el tercer trimestre de 2015 (3T15), la reducción asciende a 29.4%.

Aumento en el Consumo de Servicios Móviles

Esta tendencia a la baja en las tarifas de servicios móviles detonó su consumo entre los usuarios. Ejemplo de ello es el crecimiento de los minutos de llamadas generados por cada línea de Telcel (América Móvil), que alcanzan un crecimiento anual de 68.1% durante el 3T16. Asimismo, Movistar (Telefónica) registra un crecimiento de 46.5% en el tráfico de voz y de 152.7% en el tráfico de datos transmitidos por sus redes.

Ello implica que el tránsito de minutos de voz aumentó 57% y el uso de internet móvil más que se duplicó en términos anuales. Esta apreciación en la cantidad demandada de servicios móviles se debe en parte a que estaba contenida, en razón del establecimiento de precios por encima de un escenario en competencia. A partir de ello, el pronóstico es que el tráfico de datos siga aumentando de manera importante para los próximos periodos, mientras que el de voz continúe en ascenso a una menor tasa de crecimiento.

El Mercado Medido a través del ARPU

La conjunción de ambos efectos, la baja en precios y el aumento en el consumo de servicios, se captura a través de la evolución del ARPU (ingreso promedio por usuario, por sus siglas en inglés). Al tercer trimestre del 2016 (3T16), este indicador asciende a $129 pesos por consumo promedio mensual por usuario, lo que representa una disminución de 11.9% anual. Ello se traduce en que más de la mitad de la reducción de 29.4% en los precios fue atenuada por el aumento en el consumo de servicios móviles.

En perspectiva histórica, el ARPU registra una tendencia de crecimiento negativa desde inicios de 2013, con un coeficiente promedio anual de -6.7% y alcanzó su cifra mínima de crecimiento precisamente, durante el 3T16.

Cabe esperar que comience una nueva fase de crecimiento en las telecomunicaciones móviles, donde el mayor consumo de servicios contenga la reducción en el ARPU del mercado, que aunado a la estabilización en la tendencia decreciente de precios y la generación de líneas, induzca al crecimiento de los ingresos del segmento y con ello, de la industria en su conjunto.

Los Resultados del Mercado en Materia de Competencia

A partir de todo ello, es un hecho que la reducción de precios y la transición hacia ofertas competitivas ha llamado la atención de los consumidores, tal que ha detonado la generación de mercado, así como el consumo de servicios.

Sin embargo, no debe perderse de vista la persistente concentración en ingresos y líneas aun característica de este segmento, donde 7 de cada 10 pesos (y una proporción semejante de líneas) son atribuibles al operador preponderante.

Queda pendiente una reconfiguración notable en el entorno competitivo que permita la generación de mayores ingresos para operadores entrantes, que se traduzca a su vez, en mayores incentivos a la inversión y al mejoramiento de las condiciones de los servicios móviles. Cabe anticipar que la aplicación y cumplimiento efectivo de las medidas de regulación asimétrica aplicables al operador preponderante permitan ciertamente esa renivelación del mercado, para alcanzar el anhelado escenario de competencia, con sus consecuentes efectos positivos sobre el bienestar de los consumidores.