13,033 Samuel Bautista, Tecnologías Móviles en el Combate contra la Diabetes

Tecnologías Móviles en el Combate contra la Diabetes

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se caracterizan por facilitar el acceso a la información, mejorar las herramientas educativas, promover la comunicación con el gobierno, así como mejorar la atención médica.

El proyecto Dulce Wireless Tijuana1 , que comenzó a gestarse en 2011, es un esfuerzo multisectorial y binacional llevado a cabo en la zona fronteriza de México. Su objetivo consiste en mejorar el monitoreo y atención que reciben los pacientes con diabetes, a través del aprovechamiento de la tecnología inalámbrica 3G y el uso de dispositivos móviles featurephones en una primera etapa, posteriormente, se implementarán los teléfonos inteligentes o Smartphones.

Entre los participantes involucrados en Dulce Wireless Tijuana se encuentra la Unidad Médica Familiar número 27 del IMSS, Fronteras Unidas Pro Salud, la International Community Foundation, la Facultad de Medicina y Psiclogía de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), el Scripps Whittier Diabaetes Institute, Entra Health Systems, Iusacell que fue adquirido por AT&T y la iniciativa Qualcomm Wireless Reach.

El proyecto demostró el impacto positivo que tiene la tecnología móvil en el tratamiento de la diabetes tipo 2. En particular, 10 meses después de la intervención tecnológica y de educación comunitaria, el grupo de tratamiento registró mejoras significativas en la presencia de hemoglobina glicosilada, indicador médico que demuestra si el paciente está controlando adecuadamente la evolución de la diabetes; a diferencia del grupo de personas intervenidas de manera estándar.

El diferencial de reducción en la aludida sustancia en la sangre de los pacientes intervenidos con tecnología fue de 1.7 puntos porcentuales respecto a los tratados de manera convencional.

Potencial de m-Salud en el Tratamiento de la Diabetes

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, en 2015 se estimó una prevalencia de la diabetes en México igual a 14.7%, lo cual se traduce en 17.6 millones de personas afectadas por el padecimiento. Este indicador nos ubica por encima de países como Estados Unidos (12.8%), Argentina (6.2%), Brasil (10.2%), Chile (11%), y Colombia (9.6%).

A su vez, el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) señaló que el año pasado se erogaron $44 mil millones de pesos en el tratamiento de esta enfermedad. De los cuales alrededor de 93% correspondió a  pacientes ambulatorios, la proporción restante a gastos hospitalarios, lo cual se traduce en que  el costo promedio por paciente asciende a poco más de $16 mil pesos al año.

Por otro lado, a finales de 2015, la penetración móvil alcanzó 88.6%, es decir, se  contabilizaron 107.7 millones de teléfonos móviles. Entre estos, 71.6% son Smartphones, mientras que las suscripciones a Banda Ancha Móvil (BAM) ascendieron a 33.1 millones, lo que significa que 5 de cada 10 mexicanos contaba el servicio al término de ese año.

A partir de la numeralia anterior se puede inferir que, de replicar y escalar el Proyecto Wireless Reach Tijuana a la población mexicana de nivel socioeconómico medio, medio bajo y bajo (C, C-, D y E), y de ser detectados todos los casos de diabetes; la intervención de la tecnología móvil podría coadyuvar en el tratamiento de al menos 29% de las personas que padecen dicha enfermedad (5 millones de personas). De manera que el uso de celulares permitiría monitorear y controlar su padecimiento de forma más eficiente que con los tratamientos estándar.

Potencial de Beneficiarios en el Tratamiento de Diabetes con Tecnología Móvil

ciu

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con base en información de la Federación Internacional de Diabetes e INEGI

Ahorros al Sistema de Salud y Reducción de la Brecha Digital

El monitoreo y control basado en tecnologías móviles contribuiría con la disminución de algunos costos asociados al tratamiento estándar. Por ejemplo, permitiría a las instituciones de salud reducir sus tiempos de espera en los consultorios, ya que se ajustaría a la baja el número de vistas al médico. Estas horas-médico podrían ser dedicadas a padecimientos aún más complejos.

También permitiría ahorros en el gasto per cápita por paciente ya que, al demostrarse que el monitoreo móvil permite un mejor control de la diabetes, se reduciría el número de padecimientos secundarios de la enfermedad tales como la ceguera, amputaciones no traumáticas, insuficiencia renal, diálisis e infartos.

Finalmente, el proyecto no sólo generó impactos positivos en la salud de las personas, también en la alfabetización digital.

El promedio de edad de las personas favorecidas por el proyecto fue de 51.5 años, donde sólo 6% contaba con educación superior y 37% con educación secundaria o media-superior. Estas condiciones demográficas representan una elevada posibilidad de exclusión digital por las personas, puesto que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información 2015 (ENDUTIH), sólo el 47% de las personas entre 39 y 59 años utiliza Internet.

Proyectos como Dulce Wireless Tijuana abren la puerta a las TIC para impactar la vida de las personas más allá de la comunicación y el acceso a la información, incluso en aspectos tan delicados como la diabetes que se ha consolidado como uno de los retos más importantes para el sistema de salud mexicano.

1 Anzaldo-Campos, Contreras, et al. “Dulce Wireless Tijuana: A Randomized Control Trial Evaluating the Impact of Project Dulce and Short-Term Mobile Technology on Glycemic Control in a Family Medicine Clinic in Northern”. Diabetes Technology & Therapeutics. Vol. 18, No. 4. Mary Ann Liebert Inc. 2016. Disponible en: http://bit.ly/2bYEkhL