12,584 Mediatelecom, ¿Se están comiendo los servicios de video OTT el mercado de TV de paga?, Servando Vargas

¿Se están comiendo los servicios de video OTT el mercado de TV de paga?
Servando Vargas
Consultor independiente en telecomunicaciones

La línea divisoria entre los servicios tradicionales de televisión de paga y los servicios de video OTT se diluye cada vez más; es por esta razón que los jugadores que proporcionan este tipo de servicios se ven uno al otro como competidores.

No obstante este entorno, los proveedores de servicios de televisión de paga a través de cable o IPTV, han comenzado a incluir dentro de su portafolio soluciones de video OTT propias o a través de asociaciones con proveedores de video OTT que les permitan estimular el crecimiento de sus servicios de banda ancha e incluso sus propios servicios de TV de paga. De igual manera, los proveedores de televisión de paga satelitales todavía ven como una amenaza a los jugadores de OTT y han comenzado a introducir soluciones propias de video OTT con el objeto de reducir esta amenaza.

A nivel mundial, el video tiene diferentes variantes y particularidades; sin embargo, la pregunta constante para cualquier región del mundo es: ¿se están comiendo los servicios de video OTT el mercado de televisión de paga? Para poder dar una respuesta a esta pregunta para el caso de América Latina, habrá que entender cómo han evolucionado ambos servicios en la región y, al mismo tiempo, analizar las condiciones propias del mercado en esta zona geográfica.

Como resultado de la crisis de finales de 2008, el crecimiento del mercado de televisión de paga en América Latina disminuyó comparado con la tendencia observada en los años previos. No obstante, el mercado empezó a recuperarse en 2010, una vez que las condiciones económicas empezaron a mejorar para el consumidor de la región. Es así como la tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR, por sus siglas en inglés) para el mercado de televisión de paga, durante el periodo 2010-2014, fue de 13.1 por ciento, adicionando 25.5 millones de nuevos usuarios, pasando de 40 millones de suscriptores en 2010 a 65.5 millones a finales de 2014, con una penetración de 46 por ciento para la región.

Datos de la consultora Dataxis señalan que para 2018 habrá 88 millones de suscriptores de televisión de paga con una penetración de 59 por ciento en América Latina. De acuerdo con estas cifras, la tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) para el periodo 2014-2018 será de 7.6 por ciento con 22.5 millones de adiciones netas, cifra muy positiva si consideramos que en mercados maduros el crecimiento de la televisión de paga se empieza a contraer.

Fuente: Elaboración propia con datos de Dataxis.

En el mediano plazo, Brasil, México, Colombia y Argentina continuarán siendo los cuatro mercados más importantes de televisión de paga en términos de suscriptores. Estos cuatro mercados continuarán representando más de 80 por ciento de todos los suscriptores de la región en los próximos cinco años.

El crecimiento del mercado de televisión de paga en América Latina se ha logrado mediante la utilización de varias plataformas tecnológicas, tales como CATV, MMDS, DTH y, en los últimos años, a través de IPTV. Históricamente, la plataforma de CATV dominó la preferencia de los consumidores en la televisión restringida; sin embargo, la solución satelital DTH ha observado una creciente tasa de adopción, con una base de suscriptores de 32.6 millones a finales de 2014, 50 por ciento de la base total de suscriptores de televisión de paga. Ambas tecnologías, CATV y DTH, concentran 98 por ciento del total de suscriptores de la región, mientras que soluciones como MMDS e IPTV cuentan con el restante 2 por ciento.

Fuente: Dataxis.

Las estrategias predominantes de video de los operadores de telecomunicaciones para ganar mercado han sido las de empaquetar sus servicios con soluciones de CATV o a través de una nueva red (IPTV) o una combinación de soluciones: DTH-IPTV o CATV-DTH. Por ejemplo, América Móvil efectuó la compra de operadores de CATV con el objeto de introducir paquetes atractivos y al mismo tiempo comenzó a ofrecer servicios de televisión restringida a través de DTH e IPTV. La estrategia de América Móvil lo ha colocado como el jugador más importante de televisión de paga en América Latina, seguido de DirecTV.

Fuente: Dataxis.

Como ya se comentó, a nivel mundial algunos mercados maduros comienzan a experimentar menores crecimientos de televisión de paga; sin embargo, de acuerdo con ABI Research, los mercados de América Latina y Asia-Pacífico continuarán con crecimientos importantes en el mercado de televisión por cable.

En contraste con el comportamiento de la televisión de paga, los servicios innovadores de video OTT observan tasas de crecimiento exponenciales con jugadores como Netflix, Hulu o Clarovideo, entre muchos otros. Estos nuevos jugadores de video tienen ofertas típicas de 10 dólares mensuales y son atractivas tanto en precio como en contenido para el consumidor.

Los proveedores de video OTT también se empiezan a adaptar al nuevo entorno competitivo con sinergias interesantes. El jugador más importante de video OTT a nivel mundial, Netflix, ha realizado acuerdos de distribución con diferentes jugadores de televisión de paga e incluso con operadores de telecomunicaciones en Europa, con el objeto de que estos últimos proporcionen servicios de video a sus clientes de banda ancha.

Cabe señalar que los servicios de video OTT iniciaron en 2011 en América Latina con una base de suscriptores menor a 500 mil usuarios en los países más grandes de la región (Brasil, Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela). Es en septiembre de ese año cuando Netflix inicia operaciones en América Latina, dominando el mercado desde entonces con dos terceras partes del total o 66.1 por ciento en 2014. En un distante segundo lugar se encuentra América Móvil con 15.1 por ciento del total de suscriptores de video OTT, con lo que ambos jugadores concentran más de 80 por ciento del mercado en la región, como puede observarse en la gráfica.


Fuente: Dataxis.

Desde sus inicios, el mercado de video OTT ha crecido exponencialmente llegando a finales de 2014 a 6.48 millones de suscriptores en América Latina. De acuerdo con la consultora Dataxis, se espera que este mercado alcance más de 19.79 millones de usuarios a finales de 2018, es decir, una tasa de crecimiento anual compuesta de 32.1 por ciento de 2014 a 2018 con 13.3 millones de adiciones netas en el periodo.

Con los datos anteriores, comparemos ambos mercados. Por una parte, el mercado de OTT crecerá a una tasa anual compuesta de 32.1 por ciento en el periodo 2014-2018, mientras que la televisión de paga crecerá a una tasa anual compuesta de 7.6 por ciento en el mismo periodo. Esta comparación demuestra que los servicios de video OTT crecen a un ritmo impresionante, mientras que a un menor ritmo, la televisión de paga tendrá 22.5 millones de adiciones contra los 13.3 millones de adiciones de servicios OTT en el periodo 2014-2018. Esta disparidad en las adiciones netas se entiende en función de la gran base instalada de suscriptores de televisión de paga (65.5 millones en 2014) comparada con los suscriptores de video OTT (6.48 millones en 2014).


Fuente: Dataxis.

Lo anterior significa que el servicio de video OTT no ha tenido un impacto en materia de desconexiones ocord-cutting en el servicio de televisión de paga en América Latina; por el contrario, se observan crecimientos interesantes para la televisión de paga en los siguientes años. Esta tendencia desecha la teoría de que el video OTT es un sustituto de la televisión de paga en la región; sin embargo, es importante analizar lo que sucede en el mercado de Estados Unidos donde cuenta con un gran despliegue de servicios de video OTT y, al mismo tiempo, es uno de los mercados más maduros en materia de televisión de paga.

Es importante revisar el comportamiento del cord-cutting en Estados Unidos, ya que en la medida en que el mercado de televisión de paga de América Latina comience a madurar y los servicios de video OTT aumenten, las tendencias observadas en Estados Unidos podrían replicarse en la región, aunque algunas firmas de consultoría no ven una sustitución representativa de los servicios de televisión de paga por servicios de video OTT en el mercado norteamericano como se señala en los dos párrafos siguientes.

En un estudio reciente de TDG, Netflix Streamers. A Consumer Snapshot, se establece que en el mercado de Estados Unidos las desconexiones de suscriptores de televisión de paga entre los usuarios de Netflix, han sido de sólo 3 por ciento en tres años; sin embargo, el uso de Netflix entre los usuarios de televisión de paga pasará de 36 por ciento en 2012 a 49 por ciento en 2015.

En este mismo sentido, Harvard Business Review, en su artículo “OTT Video is creating cord-extenders, not cord-cutters”, señala que los servicios de video OTT están haciendo más grande el mercado, no reduciéndolo, e indica que 90 por ciento de los suscriptores de Netflix mantienen su suscripción de televisión de paga. El artículo concluye que la experiencia multipantalla (televisión, tabletas, teléfonos inteligentes) no sólo reduce el churn (pérdida de clientes) de la televisión de paga sino que aumenta el consumo de estos servicios.

El contexto anterior refuerza el señalamiento previo de que en América Latina los servicios de video OTT no son substitutos de la televisión de paga y que no hay correlación entre las cancelaciones de servicios de televisión de paga y el crecimiento de los servicios de video OTT.

Sin duda, habrá consumidores en el mercado de América Latina que tendrán preferencia por los servicios de video OTT en lugar de los servicios de televisión de paga; sin embargo, serán los menos. La baja penetración de banda ancha y de tarjetas de crédito inhiben los servicios de video OTT, por lo que en el corto y mediano plazos, la televisión de paga continuará siendo el servicio de video preferido por el consumidor de América Latina. No obstante, en la medida en que mejore la penetración de banda ancha con mayores velocidades y aumente la penetración de tarjetas de crédito, los servicios de video OTT podrían penetrar en mayor medida pero como complementos de la televisión de paga y no como sustitutos.

Para finalizar, cabe señalar que la lealtad que han observado los consumidores hacia los proveedores de televisión de paga en la región debería ser capitalizada por estos últimos, entendiendo el uso de los servicios de video OTT, las tendencias del mercado y, al mismo tiempo, explorando nuevos modelos de negocios innovadores que les permita mantener su supremacía en el mercado de video, complementada con servicios de video OTT.

Análisis Internet Telecomunicaciones Telefonía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: