13,160 Ernesto Piedras, ¿Contrarreforma Regulatoria?

¿Contrarreforma Regulatoria?

El desarrollo y convergencia tecnológica habilitan una vía para generar eficiencias y economías en la provisión y acceso de servicios de telecomunicaciones, a partir del empaquetamiento de servicios, también denominado doble, triple o incluso cuádruple play.

Con ello, los proveedores pueden generar economías de alcance al utilizar una misma red para ofrecer conjuntamente servicios fijos de telefonía, internet y televisión de paga y consecuentemente, obtener economías en costos y optimizar el uso de su infraestructura de para la provisión multiservicios.

En este sentido, la experiencia de diversos operadores con huella de mercado en uno o dos segmentos, especialmente en telefonía y/o internet fijos, indica que al ofrecer empaquetamientos con el servicio de televisión de paga se ha constituido una vía para atraer y captar un mayor número de clientes. Ello a partir de la generación de ahorros al consumidor por empaquetamiento, aunado a la practicidad de facturación y pago de una sola cuenta por dos o tres servicios.

Uno de los casos más emblemáticos es aquel de Perú, en donde Telmex-Perú (ahora Claro) comenzó a ofrecer estos paquetes en el tercer trimestre de 2008. Tras la adquisición de Boga Comunicaciones y Virtecom en el primer y segundo trimestre de 2007 respectivamente, el operador incursionó en el segmento de TV de paga y con ello, se detonó su preferencia y presencia en el mercado. En números, su participación de mercado en suscripciones de TV de paga en 1T-2007 ascendía a 4.4% y casi se duplicó (8.6%) a tan sólo un año de la introducción de triple play (3T-2009); se aproximó a cuatro veces (16.8%) su nivel inicial un trienio más tarde (3T-2011). Mientras que en telefonía fija partió de una cuota de mercado de 1.0% en marzo de 2007, para más que triplicar (3.4%) este coeficiente en septiembre de 2009 y superarlo en más de once veces (11.1%) dos años después.

En síntesis, la entrada de Telmex a TV de paga generó mucho mayor concentración de mercado en Perú.

Otra evidencia del poder de mercado por capacidad de empaquetamiento se encuentra en Portugal. Ahí, los operadores de telecomunicaciones comenzaron a ofrecer paquetes de cuádruple play desde 2013; al 3T-2016, las contrataciones de aquellos de doble y triple play como porcentaje del total de suscripciones de empaquetamientos se redujeron 46.6 puntos porcentuales, mientras que las de cuádruple play aumentaron en la misma proporción.

Este paseo por las experiencias internacionales confirma la marcada preferencia y migración hacia servicios empaquetados de triple/cuádruple play al habilitar esta opción para los consumidores, situación que genera una ventaja para los operadores que ofrecen estos servicios, sobre todo cuando mayor peso de mercado tengan de origen.

Preocupan sus implicaciones para el de por sí concentrado mercado mexicano, en caso que se autorizara la entrada del preponderante en telecom (América Móvil) en los segmentos de televisión de paga y consolidarse como el único operador con una oferta convergente de cuádruple play. Así, se crearía una nueva ventaja competitiva para el operador que mantiene una huella de mercado de 6 de cada 10 suscripciones a servicios de telecomunicaciones en México.

El objetivo de la regulación asimétrica de preponderancia es balancear la participación de mercado, pero concederle a América Móvil la posibilidad de ofrecer los cuatro servicios de telecomunicaciones sería una medida contrarreformista.

Aunado al hecho de que para contar con la autorización para ofrecer TV de paga se requiere de un análisis de impactos a la competencia de su incursión, además de haber cumplido de forma efectiva y continua con las medidas impuestas por el órgano regulador al menos por 18 meses que a decir de su revisión bianual ello aún no ha sucedido.