13,150 The Competitive Intelligence Unit, A tres años de la preponderancia

A tres años de la Preponderancia

Los hechos. En marzo de 2014, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) declaró a América Móvil (AMX) y a Grupo Televisa (GTV) como agentes económicos preponderantes en los sectores de Telecomunicaciones y Radiodifusión, respectivamente.

Las acciones. Acto seguido, el órgano regulador impuso condiciones regulatorias específicas a ambos Grupos de Interés Económico (GIE) con los objetivos de detonar un ambiente de competencia en la provisión de los servicios en ambos sectores, maximizar el excedente de los consumidores, fomentar la entrada de nuevos oferentes y, específicamente, reducir su participación como Agentes Económicos Preponderantes (AEP).

Las consecuencias. A tres años de la preponderancia se identifican hechos contrastantes en términos de la aplicación y cumplimiento efectivo de las medidas de regulación asimétricas, de la reconstitución de los mercados a favor de los competidores, así como en materia de la transición hacia la competencia efectiva.

Preponderancia: El Caso de las Telecomunicaciones

En el sector de las telecomunicaciones, diferentes métricas dan cuenta de un escaso avance en la evasiva promesa de la Reforma de Telecomunicaciones de rebalancear los mercados a favor de los competidores del operador incumbente-preponderante.

Mientras que, en la Resolución de Preponderancia, el IFT señaló que en junio de 2013 América Móvil (AMX) tenía una participación de mercado de 61.5% medida por el total de usuarios de telecomunicaciones o Unidades Generadoras de Ingreso (UGI) que atiende, a septiembre de 2016 contaba con 60.8% del total de UGI.

Participación de AMX en UGI
(Junio de 2013)

Participación de AMX en UGI
(Septiembre 2016)

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información del Instituto Federal de Telecomunicaciones

Lo anterior significa que su tenencia de usuarios de telecomunicaciones se ha reducido tan sólo 0.7 puntos porcentuales (pp.) durante el periodo de preponderancia, es decir, prácticamente se ha mantenido en el mismo nivel.

Por ejemplo, en el segmento América Móvil (Telcel) aún detenta una participación de mercado en la vecindad de 70% en términos de líneas o suscripciones, prácticamente la misma que cuando fue declarado como agente económico preponderante. Puntos más o puntos menos, pero pocos. Es decir, seguimos en México con la ausencia de competencia efectiva, aun a tres años de la introducción de medidas, que en telecomunicaciones fijas y móviles revelan su insuficiencia e incapacidad de hacer más competido al sector.

Distribución de Mercado de Líneas Móviles por Operador
(Primer Trimestre de 2014 – 1T14 y Cuarto Trimestre de 2016 – 4T16)

Fuente: Elaboración propia con información de The Competitive Intelligence Unit

En el mismo sentido, la participación en ingresos por la provisión de servicios telecomunicaciones del preponderante permanece en la misma proporción y asciende a una razón de 60.0% a septiembre de 2016.

En el segmento móvil, la participación de mercado del preponderante registra una escasa reducción. Al cuarto trimestre de 2016, asciende a 70.8% del total, muy cercano al 73.0% que alcanzaba en el primer trimestre de 2014.

Distribución de Mercado de Ingresos Móviles por Operador
(Primer Trimestre de 2014 – 1T14 y Cuarto Trimestre de 2016 – 4T16)

Fuente: Elaboración propia con información de The Competitive Intelligence Unit

 

En lo que toca a la aplicación y cumplimiento de las obligaciones específicas que le fueron impuestas a América Móvil como agente económico preponderante, la evolución del mercado muestra que tanto el diseño de las medidas como su implementación han carecido de la efectividad esperada, han sido insuficientes, parciales e ineficaces para cumplir con su cometido.

Por ejemplo, ha quedado pendiente la consecución efectiva de la compartición de infraestructura y desagregación de la red local, en razón de que las actuales condiciones tarifarias, de acceso y uso de la infraestructura pasiva y red de fibra óptica del preponderante han impedido la consecución de estos acuerdos. Situación que imposibilitado la entrada y desarrollo de sus competidores y, por tanto, resulta en una mínima reducción o pérdida de su carácter como agente económico preponderante.

Con toda esta revisión, el escenario actual confirma la incongruencia de si quiera pensar en permitir la entrada del preponderante de las telecomunicaciones al mercado de televisión de paga, puesto que se habilitaría una ruta para extender su poder de mercado y consolidar una oferta convergente.

Como se hace evidente y cuantificable, las medidas regulatorias aplicadas a América Móvil en su carácter de AEP no han alcanzado los resultados esperados.

Preponderancia: El Caso de la Radiodifusión

En el caso del sector de radiodifusión se identifica un contexto radicalmente distinto, puesto que se registra un aumento significativo en la oferta y acceso a contenidos audiovisuales.

La transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), el acceso a la multiprogramación, la entrada de un nuevo competidor (Grupo Imagen) al segmento de televisión radiodifundida, la creciente oferta de plataformas de contenidos audiovisuales y el cambio de preferencias de los consumidores hacia estos medios alternativos, son elementos que demuestran la gestación de competencia en este mercado.

Adicionalmente y de acuerdo con un análisis previo de The Competitive Intelligence Unit, “el surgimiento de nuevas alternativas en el acceso y provisión de contenidos audiovisuales, frente a plataformas tradicionales de programación lineal (TV abierta y de paga), que habilitan el consumo ubicuo y bajo demanda (on-demand), así como una mejor experiencia de usuario, han detonado una creciente competencia por captar la atención de la audiencia”¹.

Consumo de Plataformas de Contenidos Audiovisuales entre Hogares

Fuente: The Competitive Intelligence Unit

De tal manera que, al cierre de 2016, la proporción de hogares que accede a contenidos audiovisuales únicamente desde la televisión abierta (43.8%) es cercana a aquella que lo hace a través de la televisión de paga (58.5%) y la de hogares que cuentan con servicios de video bajo demanda por internet de paga mejor conocidos como Over-The-Top (OTT) se aproxima a paso acelerado, a tan sólo un lustro de su introducción al mercado, a las razones anteriores (20.4%).

En términos generales, se identifica un nuevo ecosistema de contenidos audiovisuales con niveles crecientes de competencia en la oferta de generadores y distribuidores que buscan atraer a audiencias a partir de contenidos de calidad y en línea con las preferencias de los consumidores. Ello ha permitido el crecimiento de otros canales de acceso a contenidos audiovisuales en los últimos tres años.

Mientras que la proporción de audiencias de contenidos de TV de paga han aumentado 11 pp. en los últimos tres años, la televisión abierta ha perdido más de 15 pp. Por su parte, otras plataformas de acceso por internet y dispositivos conectados (computadoras, smartphones, tabletas, entre otros), han aumentado su nivel de audiencia en alrededor de 4 pp.

Distribución de Audiencias entre Plataformas de Contenidos Audiovisuales

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información del Instituto Federal de Telecomunicaciones

Por su parte, en materia de implementación de las medidas de preponderancia en Radiodifusión se registran avances en la gestación de competencia efectiva y desarrollo de nuevos competidores.

A partir de la entrada en vigor de las reglas de Must-Carry/Must-Offer que eliminaron una importante barrera a la competencia en televisión de paga, la compartición de infraestructura pasiva del operador preponderante que habilitó la entrada oportuna de la nueva cadena de televisión, Grupo Imagen, así como el aumento en la oferta de canales y contenidos transmitidos con la transición a la TDT.

Como es señalado por el IFT señala en su informe: “Las telecomunicaciones a tres años de la reforma constitucional en México”, el cumplimiento efectivo de las reglas de Must-Offer impuestas al preponderante en radiodifusión sobre los contenidos de TV abierta, han eliminado una importante barrera para competir en el mercado.

A partir de todo ello, es un hecho que los avances en materia de preponderancia en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión son contrastantes.

Con base en las métricas y referencias anteriores, se puede concluir que mientras que la configuración competitiva y condiciones de mercado en telecomunicaciones siguen siendo similares después de tres años de la intervención regulatoria de preponderancia, en el sector de radiodifusión se han consolidado cambios sustanciales en beneficio de los consumidores, los competidores y, especialmente, de la competencia efectiva.

_________________
¹The Competitive Intelligence Unit, “Ecosistema Convergente de Contenidos Audiovisuales”. https://goo.gl/j1k8i2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: