13, 112 Mediatelecom, Yes we can Obama: impulsor de las comunicaciones, la economía y el ecosistema digital

Haz click sobre la imagen para consultar el estudio.
Durante los ocho años de administración del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama (20 de enero de 2009-19 de enero de 2017), la industria de las comunicaciones tuvo un desempeño espectacular. Si bien la Unión Americana posee características y condiciones peculiares que la distinguen del resto de las naciones incluso desarrolladas, lo que ocurre en Estados Unidos en materia de comunicación se toma como un referente y una tendencia de lo que podría ocurrir en un futuro próximo en los demás países.

La administración de Barack Obama representó un antes y un después en la configuración de la economía digital no sólo de EUA, sino del mundo. Es por ello que el equipo editorial, de análisis y de investigación de Mediatelecom se dio a la tarea de recopilar las acciones y transformaciones fundamentales de Obama en materia de comunicaciones digitales.

Reunimos las principales acciones regulatorias de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), las cuales buscaron despliegues de redes de nueva generación, regular la neutralidad de la red y favorecer las consolidaciones “en función del interés público”. Sobre este último tema, reunimos el conjunto de fusiones y alianzas que avaló la FCC durante el gobierno de Obama, que se caracterizaron por dar luz verde a la consolidación de empresas hacia la convergencia, la integración de operaciones y la creación de condiciones corporativas hacia un entorno más competitivo a nivel mundial.

Identificamos el dato de que el conjunto de transacciones durante los ocho años de gobierno de Obama sumaron aproximadamente 242 mil 391 millones de dólares, una cifra que habla de la importancia de este sector para la economía estadounidense.

También en el tema de las consolidaciones corporativas, las decisiones de los reguladores de comunicaciones y competencia de EUA podrían marcar una tendencia en el resto del mundo hacia una mayor integración de servicios. Esta tendencia ya se observar en Europa y América Latina.

Para poner en contexto estas tendencias que impone la nación americana, cabe mencionar que las suscripciones de telefonía fija por cada 100 habitantes decrecieron sustancialmente en EUA, al pasar de 53.08 por ciento al término de 2008 y al inicio de la “era Obama”, a 37.52 por ciento en 2015. Este dato se puede tomar como una tendencia, en el sentido de que la telefonía fija está siendo desplazada por la comunicación móvil que, durante el periodo de Obama, alcanzó una penetración de 117.59 por ciento al 31 de diciembre de 2015, en comparación con 85.21 por ciento en 2008. Es decir, las comunicaciones son cada vez más móviles, tanto de voz como de datos.

En contraste, la empresa de video en streaming Netflix pasó de tener 23.5 millones de suscriptores globales en 2011 (cuando la compañía comenzó a informar la cifra) a 93.7 millones al término de 2016. En sólo cinco años Netflix añadió 70 millones de suscritores globales, una cifra que desata todo tipo de pronósticos sobre el futuro de la televisión y, en general, la industria audiovisual en el mundo. Claramente, la tendencia es hacia un incremento en el consumo de video en línea a través de multiplataformas, y el caso de las empresas Over the top como Netflix es un ejemplo nítido, pero que no significa la muerte de la televisión pero sí la transformación de sus modelos de negocio tradicionales.

Durante el periodo analizado observamos una Unión Americana plenamente conectada, elevada penetración de smartphones, con despliegues notables de redes 4G-LTE y el arranque hacia redes de quinta generación (5G) para nuevos servicios e infraestructuras para la Internet de las cosas, las ciudades y el auto conectados. Es decir, una vez más, EUA se coloca a la vanguardia en inversión de infraestructura estratégica de banda ancha como motor de desarrollo económico. Por ello, en esta revisión no dejamos de lado las subastas de espectro que realizó la FCC para ampliar los servicios móviles e incrementar la competencia en otras industrias como la radiodifusión y satélites. Casi 43 mil millones de dólares recaudó el gobierno de Estados Unidos por concento de subastas de espectro para servicios móviles y radiodifusión.

En este repaso también incluimos temas que en Mediatelecom consideramos novedosos y que detonaron durante el gobierno de Obama. Uno de ellos fue la proliferación de las redes sociales, el crecimiento de los OTT y la emergencia de las startups. Algunas de estas empresas de Internet se fundaron antes de la llegada de Obama a la Presidencia de Estados Unidos; sin embargo, fue durante su periodo cuando se produjo la explosión de estas plataformas y su alcance fue internacional. Por ello, también quisimos incluir un apartado donde se enumeraran grosso modo los obstáculos regulatorios y competitivos que han encontrado las empresas de Internet, aplicaciones y redes sociales fuera del territorio estadounidense. Este escenario de regulación transfronteriza bien podría ser el territorio de una guerra tecnológica de baja intensidad pero que busca conquistar nuevos mercados y consumidores.

Este ejercicio de Mediatelecom busca contribuir a un mejor entendimiento del influyente mercado digital de Estados Unidos pero sobre todo identificar los movimientos y tendencias de la economía y las comunicaciones digitales y algunos de sus principales protagonistas en el mundo.

No podemos dejar de cerrar esta presentación sin plantearnos la interrogante por el futuro inmediato de este mismo ecosistema digital en el inicio del gobierno de Donald Trump. ¿Cambiará el enfoque de la regulación? ¿Favorecerá las fusiones y consolidaciones? ¿Aplicará mayores controles a la seguridad cibernética? ¿Defenderá a las empresas de Internet que encuentran obstáculos a su expansión y modelos de negocio en otros territorios como Europa, China o India? ¿Qué nuevos desarrollos e innovaciones aparecerán en los siguientes 4 años, cuando se tienen previstos los primeros lanzamientos comerciales de 5G?

Estas son sólo algunas cuestiones sobre un futuro digital que ya nos alcanzó y que durante los ocho años de la “era Obama”, germinó, creció y floreció…
Haz click sobre la imagen para consultar el estudio.