13.102 Octavio Islas, El Universal, Tech Bit, Bad hombres,3 de febrero de 2017

Bad hombres

Octavio Islas

En tiempos de la llamada “República Imperial”, para impedir que la opinión pública conociera noticias publicadas en la prensa internacional que no precisamente eran del agrado del presidente en turno, se implementaba una eficiente operación para incautar todos los ejemplares en el aeropuerto de la Ciudad de México. Por supuesto ello ya no es posible.

El miércoles 1 de febrero, la periodista Dolia Estévez, reconocida corresponsal en Washington de varios medios informativos en México, y Vivian Salama, reportera de la agencia The Associated Press (AP) dieron a conocer detalles de la conversación telefónica que sostuvieron Enrique Peña Nieto y Donald Trump el 27 de febrero.

Esta es la versión de AP: “El presidente Donald Trump amenazó a su homólogo mexicano –en una llamada telefónica- con enviar tropas estadounidenses para detener a “malos hombres allá abajo”, a menos que el Ejército Mexicano haga más para controlarlos por sí mismo, según el extracto de una transcripción de la conversación obtenida por The Associated Press (AP). El fragmento de la conversación no dejó en claro a quién exactamente se refería Trump con “malos hombres” si a los cárteles de la droga, a los migrantes o ambos-, ni al tono o el contexto de la observación, que se dio a través de una llamada telefónica del viernes por la mañana entre los líderes. Tampoco contenía la respuesta del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el extracto ofrece una mirada singular y provocadora con la que el nuevo presidente está conduciendo la diplomacia a puertas cerradas. El comentario de Trump sugiere que está usando con los líderes mundiales el mismo discurso duro y contundente que solía emplear en campaña electoral con las masas. Un portavoz de la Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios”.

La primera versión del mencionado telefonema fue dado a conocer por Estévez en Proyecto Puente, espacio informativo en radio en Hermosillo, Sonora, que conduce Luis Alberto Medina. Posteriormente fue retomado por la periodista Carmen Aristegui en su noticiero en Internet. El asunto rápidamente fue recuperado en las redes sociales.

Dolia Estévez afirmó que Trump había dicho: No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no; que los militares mexicanos no servían para su tarea de combatir al narcotráfico.

También el miércoles, a través de Twitter, la Secretaría de Relaciones circuló un mensaje dirigido a Dolia Estévez: “en relación al texto que hoy escribe respecto a la conversación telefónica que sostuvieron los presidentes de México y Estados Unidos, es necesario aclarar que la publicación está basada en absolutas falsedades y con evidente mala intención”.

La SRE destacó que, contrario a lo señalado por AP y Dolia Estévez, el tono de la llamada telefónica que sostuvieron ambos mandatarios fue constructivo. “Usted afirma que obtuvo la información de fuentes confidenciales de ambos lados de la frontera. Sólo el Presidente y el canciller participaron en esa llamada y ninguno de ellos recuerda conocerla, o haber hablado con usted. Quien haya sido su fuente confidencial, de este lado, le mintió”.

En respuesta, Estévez aseguró estar absolutamente convencida de que la versión es cierta. Associated Press aseguró que las amenazas vertidas por Trump están contenidas en una transcripción que obtuvo de la conversación telefónica que sostuvieron ambos mandatarios. Y por supuesto no dejó pasar la oportunidad de recordar a Luis Videgaray que sí conoce a Dolia Estévez, a quien incluso en determinadas ruedas de prensa ha llamado por su nombre.

Importantes medios informativos estadounidenses –Time, por ejemplo- publicaron información sobre la referida conversación telefónica, confirmando la versión que presentó Dolia Estévez http://time.com/4657474/donald-trump-enrique-pena-nieto-mexico-bad-hombres/

El jueves 2 de febrero, Donald Trump declaró: “los estadounidenses no se deben preocupar por las llamadas telefónicas “fuertes” que ha tenido con otros mandatarios del mundo. Tenemos que ser duros”.

Entretanto, un ejército de bots y trolls, como si se tratara de una consigna, arremetió en redes sociales contra Dolia Estévez.