13,043 Mediatelecom, Adquisición de la banda de 2.5 GHz llama a licitar más espectro en México

  • Urge licitar la banda de 2.5 GHz en México para servicios móviles avanzados
  • La explotación de la banda de 2.5 GHz incentiva y garantiza la inversión en 2017 y hasta 2020
  • Banda de 2.5 GHz detiene caída de ingresos de los operadores por mayor consumo de datos móviles y nuevos servicios
El anuncio de adquisición indirecta de 60 MHz de la banda de 2.5 GHz de Grupo MVS por parte de Telcel fomentará un uso eficiente del espectro, detonará inversiones en centros urbanos, nuevos servicios de comunicaciones móviles, revertirá la caída de ingresos de la industria de telecomunicaciones y hará imperiosa la necesidad de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) licite los 130 MHz de espectro en la banda de 2.5 GHz que aún permanecen sin operar para banda ancha móvil.De acuerdo con los más recientes datos del Visual Networking Index de Cisco, el tráfico móvil en México se multiplicará por 8 veces dentro del periodo de 2015 a 2020 a una tasa anual de crecimiento compuesta de 51 por ciento, pasando de 40.7 Petabytes por mes en 2015 hasta un total de 323.9 Petabytes por mes en 2020.

Lo anterior revela la importancia vital que implica la rápida asignación de espectro en el país, que permita a los operadores móviles hacer frente a la creciente demanda de datos e incrementar la disponibilidad de servicios inalámbricos para los usuarios.

El tráfico de datos no es el único impulsor de crecimiento del mercado móvil, sino la disponibilidad de nuevos servicios y dispositivos. La asignación de más espectro radioeléctrico a los operadores móviles sirve para habilitar nuevos servicios como voz sobre Internet, el Internet de las cosas y para permitir un equipamiento cada día más creciente de diferentes dispositivos por usuario.

La tecnología y la innovación no esperan la adaptación regulatoria; los operadores requieren continuar avanzando en sus planes para el lanzamiento de nuevos servicios, a la vez que los usuarios comprarán, adquirirán y aprovecharán nuevos dispositivos y servicios sin importar que la regulación esté lista o no para enfrentar la realidad del ecosistema digital.

El reciente anuncio de América Móvil donde adquiere indirectamente 60 MHz de espectro que posee Grupo MVS en la banda de 2.5 GHz, refleja precisamente esa necesidad de los operadores por tener a la mano todos los recursos esenciales para mantenerse vigentes en los avances del mercado de telecomunicaciones.

Durante su participación en el pasado Mobile 360 Latam organizado por la GSMA en la Ciudad de México, América Móvil anunció sus planes para el lanzamiento de nuevos servicios como voz sobre LTE (VoLTE) y sobre Wi-Fi (VoWiFi), para lo cual se requiere de nuevas posiciones del espectro radioeléctrico.

En el futuro cercano todo será datos: voz, video, mensajería instantánea y conexiones Máquina a Máquina (M2M). El mejor uso social del espectro es el que se utiliza en el mercado eficientemente para proveer servicios de calidad, y Grupo MVS no estaba cumpliendo hasta el momento con ese principio básico.

A partir de esta compra, Telcel de América Móvil poseerá poco más de la mitad del total de espectro asignado en México para servicios móviles avanzados (IMT). Según las más recientes cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), se tenían 314 MHz de espectro en operación para servicios móviles por los tres principales operadores, con lo que los 60 MHz que añade Telcel en la banda de 2.5 GHz sumaría un total de 374 MHz.


Fuente: elaboración de Mediatelecom con datos del IFT. SAI: Servicios de Acceso Inalámbrico.

Evidentemente, el movimiento anterior en tenencia de espectro tendría como consecuencia que el resto de los operadores tendrían una menor participación en la asignación de espectro radioeléctrico en México. AT&T pasaría de tener 38.22 a 32.09 por ciento de espectro, mientras que Movistar bajaría la posesión espectral de 19.51 a 16.38 por ciento.

Lo importante de la compra de América Móvil es que traería presión competitiva al regulador y lo impulsaría a licitar el resto de la banda de 2.5 GHz (130 MHz) para ponerla a disposición de los operadores móviles.

Por otro lado, este movimiento se mantiene como una buena noticia respecto a la asignación del espectro radioeléctrico en México, pues se empata con la reciente asignación de 90 MHz en la banda de 700 MHz a Grupo Altan que operará la Red Compartida. Con ambos movimientos, México tendría actualmente un total de 464 MHz de espectro asignado para servicios móviles avanzados.


Fuente: elaboración de Mediatelecom con datos del IFT. Incluye las bandas de 800 GHz, 1.9 GHz, 1.7-2.1 GHz, 2.5 GHz y 700 MHz.

Inicialmente, según cifras del IFT y de 5G Américas, México pasaría del séptimo al quinto lugar en asignación de espectro en América Latina. Al mismo tiempo, se cerraría la brecha de disponibilidad de espectro con el objetivo a corto plazo de asignar por parte del IFT 594 MHz de espectro adicionales.


Fuente: elaboración de Mediatelecom con datos del IFT.

Aunque México se acercaría aún más a la recomendación de asignación de espectro de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de 1,300 MHz, es claro que aún queda una importante brecha de asignación y la necesidad del IFT de lanzar la licitación de 2.5 GHz lo antes posible. La licitación equilibraría la tenencia de espectro radioeléctrico en México y permitiría al IFT a cumplir con su planeación de corto plazo. Considérese que la licitación de la banda de 2.5 GHz debió realizarse en 2016 y se pospuso para 2017.

Las licitaciones de espectro tienen además la virtud de impulsar el ecosistema digital ya que obliga a los operadores a invertir en infraestructura y nuevos servicios. Una posible licitación de la banda de 2.5 GHz en México permitiría al órgano regulador aprovechar la tendencia positiva del sector móvil en América Latina, obligando a los operadores en México a incrementar la calidad y capacidad de sus redes principalmente en zonas urbanas del país.


Fuente: elaboración de Mediatelecom con datos del IFT.

Asimismo, ante la caída en los precios de los servicios de telecomunicaciones de los últimos años, la explotación de la banda de 2.5 GHz le permitiría a los operadores móviles revertir la caída de ingresos y recuperarlos sin elevar las tarifas de los servicios, por la monetización del consumo de datos móviles y nuevos servicios en entornos urbanos conectados y con una robusta infraestructura de Tecnologías de la Información y la Comunicación, principalmente dispositivos móviles. Todo ello en beneficio de los consumidores mexicanos.