13,003 Mediatelecom, Los beneficios de la convergencia

Se

Comparte
Tweet
Comparte
+1
Envía
  • La mayoría de los suscriptores contrata servicios en paquete
  • La convergencia es una estrategia de los operadores para incrementar ingresos
  • La convergencia permite hacer uso eficiente de infraestructura y reducir costos
  • Constitución ordena que los servicios telecom se presten en condiciones de convergencia

Hasta hace poco tiempo, la tecnología obligaba a instalar diferentes redes para la oferta de distintos servicios, creando a su vez múltiples mercados claramente diferenciados y delimitados a su propia oferta. Sin embargo, gracias a la digitalización hoy nos enfrentamos a un nuevo escenario donde una única red de telecomunicaciones puede ofrecer múltiples servicios que requerían igual número de redes, lo que incrementa su eficiencia a través del mejor aprovechamiento de recursos limitados o esenciales.A este proceso en el cual una única red puede ofrecer múltiples servicios diferenciados se le conoce como “convergencia”. La digitalización de los servicios, o su conversión a una comunicación binaria, ha permitido que las redes de telecomunicaciones sean más versátiles al incrementar su oferta de servicios.

El proceso de convergencia no se encuentra sólo del lado de los operadores, también los usuarios se enfrentan a este proceso al recibir una mayor cantidad de servicios a través de un único dispositivo o red. Cuando antes se requería de un televisor para acceder a señales de video, de un fax para enviar textos, o de un teléfono para realizar llamadas de voz, hoy todo es más simple a través de un smartphone o cualquier dispositivo digital y una red de telecomunicaciones.

Deloitte identifica que la convergencia está impulsada por tres tendencias. La primera son los datos digitales que proveen la base común para manejar diferentes tipos de información; la segunda, por la amplia conectividad que ayuda a acceder a la información y extiende el valor y capacidad de un dispositivo más allá de sus funciones básicas; y la tercera, por los continuos avances tecnológicos.

La convergencia también ha provocado que operadores que antes no se preocupaban de la competencia entre sí al atender mercados claramente diferenciados, hoy en día compitan por la atención del usuario convergente, el cual busca más beneficios mediante una sola red que pueda ofrecer múltiples formas de comunicación unificadas, incluidas voz, datos y video… todo en una misma factura.

En el siglo 21, la convergencia digital ha borrado las distinciones entre las industrias de Tecnologías de la Información, medios y telecomunicaciones, combinándolas en una línea de negocio para la creación de una nueva oferta comercial de servicio, con grandes implicaciones para toda la cadena de valor, el ecosistema, modelos de negocio, prácticas regulatorias y hábitos de los usuarios.

Aunque la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) reconoce que existen ciertas desventajas de la convergencia como el exceso de inversión, efectos negativos para la competencia o cierta pérdida en la libertad de elección de los usuarios, la UIT también considera que los beneficios compensan mucho más estas desventajas.

“En virtud de la tendencia hacia la convergencia tecnológica, ahora las empresas tratan de crear servicios más innovadores a un precio razonable, y esto en última instancia satisface a los clientes y proveedores. Aunque hay varios costos para la implementación de ellos, pueden ser minimizados a través de políticas bien preparadas e investigaciones rigurosas. En general, los beneficios de la convergencia tecnológica puede ser mayores que sus inconvenientes, y la distancia entre ellos será más grande a medida que pasa el tiempo”, señala el organismo internacional.

Desde la iniciativa presentada por el presidente Enrique Peña Nieto en el marco del Pacto por México, se reconoce la necesidad de la convergencia en el país, que permita el mayor aprovechamiento de recursos de red en beneficio de los usuarios, incluido el fomento a la competencia para todos los operadores.

“Uno de los grandes ejes de la reforma es promover la competencia en este sector, aprovechar al máximo el espectro radioeléctrico y las capacidades que ofrecen los avances tecnológicos, de forma que se traduzcan en beneficios para la sociedad. Es por ello que se prevé que la legislación que expida el Congreso de la Unión en esta materia establezca un régimen de concesiones únicas que permita a los concesionarios prestar todo tipo de servicios a través de sus redes, siempre que cumplan con las obligaciones y contraprestaciones que les imponga el Instituto Federal de Telecomunicaciones”, estableció la iniciativa presentada en el Congreso.

La iniciativa de ley presentada por el Ejecutivo en 2013 reconoció en su momento que con el otorgamiento de concesiones únicas las limitantes a la convergencia de servicios sólo iban a ser tecnológicas y de inversión. Las primeras serían superadas con el tiempo y por el avance tecnológico, mientras que la inversión estaría limitada por la capacidad financiera del operador de telecomunicaciones para escalar su red hacia nuevos servicios.

Incluso, en la Constitución quedó plasmado que “las telecomunicaciones son servicios públicos de interés general, por lo que el Estado garantizará que sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias”.

Para los operadores, la posibilidad de acceder a la convergencia representa múltiples beneficios, además de la diversidad de servicios, tales como el mejor aprovechamiento de sus recursos como infraestructura y espectro, incrementar el ARPU promedio y la lealtad de los usuarios, economías de escala, una mejor posición comercial con proveedores y mayor fortaleza en toda la cadena de valor.

En el caso de los usuarios, el beneficio inmediato es el acceso a paquetes de servicios, lo que conlleva la simplificación de facturas, acceso a descuentos o promociones especiales.

El usuario busca empaquetar servicios

En algunos países la contratación de paquetes con varios servicios se ha incrementado en los últimos años, conforme los operadores realizan las adecuaciones tecnológicas a su infraestructura o incluso adquieren operadores rivales, y los gobiernos dan la autorización pertinente para la oferta múltiple de servicios.

El cuarto reporte de 2015 sobre hábitos de los usuarios realizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), reveló que 72 por ciento de los usuarios en México había contratado el servicio de Internet mediante algún paquete de telecomunicaciones que incluyera telefonía fija o televisión de paga o ambos servicios, y que 62 por ciento había tenido la intención de contratar el servicio “desde un principio” de forma empaquetada.

De hecho, 23 por ciento de los encuestados en México por el IFT ya cuenta con servicios triple play, que incluyen telefonía y banda ancha fijas y TV de paga.

Cuando se pregunta en específico a los encuestados sobre su servicio de TV de paga, 36 por ciento cuenta con triple play (televisión, telefonía fija e Internet), a la vez que 69 por ciento señaló que había planeado la contratación bajo este esquema.

Lo anterior refleja el interés de la población mexicana por acceder a los beneficios que ofrece la convergencia en las redes de telecomunicaciones, que no incluyen únicamente la facturación mediante una única cuenta, sino que pueden acceder a ahorros, mejores condiciones de contratación, mejor tecnología y otros servicios de contenido.

Experiencia convergente

La contratación de paquetes de servicios de telecomunicaciones es incluso más intensa en otras latitudes, donde los operadores han buscado competir en todos los segmentos y llegar a los usuarios con la mayor cantidad de servicios posibles. Mientras que en México sólo existe la opción de paquetes fijos, en España hay un creciente interés por paquetes cuádruple o quíntuple play que incluyan el componente móvil.

Según la más reciente encuesta del Panel de Hogares realizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España, la contratación de paquetes de telecomunicaciones se encuentra al alza, especialmente aquellos que cuentan con todos los servicios fijos y móviles.

Según datos de la CNMC, hasta el cuarto trimestre de 2015, 24.8 por ciento de los hogares españoles habían contratado el paquete de servicios con voz fija y móvil, Internet y TV de paga, ocho puntos porcentuales más que en el tercer trimestre de 2013.

Hasta ahora, la combinación de servicios más demandada por los hogares españoles es la de telefonía fija, telefonía móvil e Internet, presente en casi la mitad de los hogares españoles (48.5%). El resto de combinaciones alcanzan porcentajes menores.

Las cifras de la CNMC destacan el hecho de que la contratación única de telefonía fija o móvil va a la baja, así como que los paquetes de telefonía móvil con Internet ganan popularidad entre los usuarios españoles, conforme la telefonía fija se dirige hacia el desuso.

Precisamente en España, durante el último par de años dos operadores se aseguraron de complementar sus actuales ofertas a través de la compra directa de rivales. Además de adquirir una porción de usuarios que tenían subatendidos bajo sus propias marcas, lograron consolidarse en nuevos segmentos, principalmente fijo. Vodafone compró el operador de cable ONO que operaba también como Operador Móvil Virtual (OMV), mientras que Orange concretó la adquisición de Jazztel, que ofrecía paquetes de servicios fijos y móviles. Ambos operadores móviles adquirieron activos fijos para acceder a la convergencia y ofrecer paquetes de servicios más atractivos.

En específico, Orange adelantó que la intención de comprar Jazztel fue para “crear un jugador clave convergente en España” y convertirse en el segundo operador de telecomunicaciones en el país ibérico, lo que generaría sinergias por 1.3 mil millones de dólares en costos, además de un potencial de crecimiento en ingresos. Todo lo anterior a través de mayor infraestructura en fibra óptica y redes 4G, una sólida estrategia comercial, más inversión y una oferta convergente.

En España Movistar ofrece sus paquetes Fusión que incluyen fibra óptica simétrica de 300 Mbps para banda ancha, telefonía fija y móvil y TV de paga, acompañados con alguna promoción adicional como contenidos deportivos. El Manifiesto digital de Telefónica advierte que “en el nuevo mundo de la convergencia, las diferencias entre sectores son injustificables y deberían desaparecer a fin de permitir un crecimiento sostenido en todo el ecosistema digital”. Vodafone España ofrece una oferta similar denominada “Todo en uno” (Vodafone One Net). La convergencia forma parte de la estrategia global de Vodafone que le permitió crecer 21 por ciento los ingresos por servicios fijos en 2015.

En otro país europeo, Reino Unido, 68 por ciento de los hogares refieren haber contratado servicios de telecomunicaciones mediante algún paquete durante lo que va de 2016, cinco puntos porcentuales más con respecto al año anterior. El paquete más popular con 28 por ciento es el paquete de banda ancha y voz fijas, seguido con 28 por ciento que contrata banda ancha, telefonía fija y televisión de paga.

En Brasil, Oi y Claro de América Móvil se han enfocado en lograr una oferta convergente y servicios horizontales integrados, a través de la infraestructura fija y móvil. Durante 2012, América Móvil comenzó la integración de sus marcas Embratel, Net y Claro para la oferta de servicios convergentes.

Para Oi, la convergencia es uno de sus cuatro pilares de crecimiento, junto con la digitalización, austeridad en costos y mejorar la experiencia del cliente.

Oi destaca la importancia para la compañía de integrar nuevas ofertas convergentes, y la demanda de este tipo de ofertas en el mercado brasileño. Durante el pasado evento Futurecom 2014, Bayard Gontijo, entonces director financiero de la compañía, reveló que hasta 2014 cerca de 60 por ciento de los hogares estaba siendo atendido mediante algún paquete de telecomunicaciones, a la vez que éstos habían logrado incrementar el ARPU residencial 5.3 por ciento.

Aunque dichas cifras no han sido actualizadas por la compañía, durante 2016 la empresa anunció el lanzamiento nacional de su oferta Oi Total, porque “la convergencia es clave para sobrevivir y tener éxito en Brasil al ofrecer todos los productos bajo un mismo paquete que proporciona una mejor satisfacción del cliente, lealtad y mayores márgenes, esencial para cualquier mercado competitivo e intensivo en capital”, señaló Gontijo, ahora CEO de Oi, durante una conferencia con analistas al anunciar los resultados financieros del primer trimestre del 2016.

Oi Total se compone de tres planes: una solución completa cuádruple play, Oi Total Residencial; un paquete triple play con línea fija, banda ancha y TV y, la tercera, Oi Total Connectado, un paquete triple play con línea fija, banda ancha y móvil.

Entre algunos resultados preliminares de Oi Total, la compañía reveló que al primer trimestre de 2016, 19 por ciento de las ventas residenciales fueron para nuevos clientes, “lo que demuestra el potencial de Oi Total para ganar cuota y competir en mejores condiciones en el mercado residencial”, aseguró Gontijo.

La compañía destaca los beneficios de su oferta convergente como el estar basada en un único proceso de instalación y venta, un único sistema de gestión para relación con consumidores (CRM) y de atención al cliente, entre otros beneficios que impulsan el manejo eficiente de la red y mayores ahorros en costos.

En Perú, según la Encuesta Residencial de Servicios de Telecomunicaciones (Erestel) realizada por el Osiptel, correspondiente a 2015, los hogares peruanos prefieren empaquetar los servicios de telefonía fija, Internet y TV de paga, principalmente porque consideran que hay un mayor ahorro en el pago del servicio (25.4%) y por la facilidad de pago al contar con un solo recibo para todo (26.4%).

Derivado de lo anterior, la encuesta encontró que los hogares con paquetes subieron a 19.6 por ciento en 2015, contra 16.6 por ciento en 2014.

Conclusión

Estos y otros ejemplos evidencian las ventajas económicas que para los usuarios de servicios de telecomunicaciones representa contratar servicios convergentes, además de que los faculta a ejercer sus derechos de acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Servicios innovadores, precios razonables, facilidad de pago en una sola factura y promociones atractivas son los principales beneficios que obtienen los usuarios que optan por la convergencia y el empaquetamiento de servicios.

Por parte de los operadores se logra un uso más eficiente de la infraestructura (redes y espectro radioeléctrico), un incremento en el ingreso promedio por usuario (ARPU), reducción de costos, crecimiento de ingresos y fidelización de clientes.

Mediatelecom Policy & Law es una empresa consultora dedicada al análisis estratégico de las telecomunicaciones en América Latina. Este análisis fue elaborado por el economista Efrén Páez.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s