12,497 Regulación para la Competencia en Contenidos Audiovisuales, Entrevista al Dr. Raúl Katz, Ernesto Piedras

Regulación para la Competencia en Contenidos Audiovisuales

Entrevista al Dr. Raúl Katz (Center for Tele-Information, Columbia University y Telecom Advisory Services)
por
Ernesto Piedras (The Competitive Intelligence Unit)
Ciudad de México, 23 de Junio, 2015

En el marco de la entrevista que realicé en días recientes al Doctor Raúl Katz, quien es Presidente de Telecom Advisory Services y miembro del Columbia Institute for Tele-Information de Columbia University, abordamos temas relativos a algunos de los efectos e implicaciones de mercado y regulatorias que resultan del avance que ha tenido la banda ancha en México.

Asimismo, abordamos el entorno de convergencia tecnológica que se experimenta en el mundo, el cual está resultando en una transformación en los hábitos de consumo de los usuarios de contenidos audiovisuales, que cada vez más privilegian su acceso a través de plataformas por internet, como lo son los servicios Over the Top (OTT).

Estos servicios permiten el acceso a contenidos audiovisuales bajo demanda y de manera ubicua desde diferentes dispositivos –computadoras, consolas de videojuegos, smartphones, tabletas o Smart TVs– conectados a internet, tales como Netflix, Claro Video, Veo, Cinépolis Klic, entre otros.

Este fenómeno de convergencia resulta ya en un caso de sustitución absoluta o relativa entre dos plataformas que compiten entre sí por difundir un mismo contenido audiovisual o al menos contenidos similares: la televisión de paga (satelital, microondas o por cable) y los servicios OTT.

Regulación convergente para servicios convergentes

Todo este proceso de convergencia y sustitución de servicios en el mercado de contenidos audiovisuales tiene importantes implicaciones regulatorias. Esto implica que el órgano regulador de ese mercado deba supervisar que prevalezcan condiciones competitivas equitativas entre estos servicios, de manera que la regulación incorpore las nuevas tendencias de apropiación de contenidos audiovisuales y la sustituibilidad entre las distintas plataformas para su distribución.

Ernesto Piedras (EP): ¿Qué recepción y postura tienen los reguladores en México y el resto de América Latina en torno a la tendencia de los servicios OTT y el mercado convergente de contenidos audiovisuales?

Raúl Katz (RK): Bueno, me parece que el regulador recientemente está empezando a entender que el OTT es parte del mundo de la sustitución.

Me están pidiendo ahora estudios en donde preguntan ¿cuál es la cuota de mercado de los OTT? Al respecto, hay muy poca información. Primero, ya hoy Netflix tiene poco más de 5 millones de suscriptores en la región.

Entonces hay mucha fragmentación todavía, hay un entorno muy fluido y con mucha oportunidad para los latinoamericanos para empezar a capturar una cuota del mercado importante en función del contenido local. Así, lo veo yo como un terreno sumamente dinámico.

De este tema, yo pienso que en el año que viene va a empezar a tomar forma. Me refiero a que tomará un poco de tiempo hasta que comencemos a plantearlo dentro de los “policy makers”, y que ellos lo adopten. Aparte nosotros [la comunidad de especialistas en la materia] tiene que proveer datos concretos.

La realidad es que los análisis recién están realmente empezando.

La dimensión fiscal de los OTTs

El Dr. Raul Katz identifica la necesidad de construir una política fiscal para servicios audiovisuales porque los servicios de OTT, en su mayoría provenientes de Estados Unidos, no pagan impuestos de forma local, al menos no en México ni en el resto de la región latinoamericana.

Es una ventaja competitiva que tienen los servicios OTT con respecto a otros segmentos audiovisuales.

Al respecto, en un documento elaborado por el Dr. Katz para la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), se identifica que existe una disparidad en la carga impositiva impuesta a los operadores de telecomunicaciones (como a los cableros) frente a los servicios provistos a través de internet (servicios OTT como Netflix).

Por lo anterior, el académico señala que “los gobiernos deberían examinar estas asimetrías para saber si son una fuente de distorsión en particular, en vista de la importancia del sector tecnológico y sus efectos económicos multiplicadores, de manera que se puedan identificar desequilibrios y evaluar sus potenciales impactos negativos”.

EP: ¿Cómo describirías la inequitativa operación fiscal entre los OTTs y las empresas de televisión restringida?

RK: Por ejemplo, a mí me ha costado mucho calcular cuánto se está pagando de impuestos en América Latina. Es compuestamente opaco.

Tú abres un reporte anual de Facebook y te dicen “nosotros pagamos 35% de impuestos en Estados Unidos y 4% en el resto del mundo” y ahí incluyen -en ese 4%- conjuntamente a Europa, Asia y América Latina, lo que significa de hecho que no pagan casi nada acá.

Ése es el tema que tenemos que encontrar en América Latina. Es un tema todavía difícil.

Si hoy compras el abono en Netflix, no pagas IVA, ellos te cobran $7.99 o $9.99 dólares por mes, sin IVA.

Como hay sustitución [de plataformas], aluden algunos gobiernos, habría que cobrar un impuesto. Entonces, por ejemplo, el gobierno de Buenos Aires busca cobrar a Netflix un IVA sobre el ingreso bruto de $9.99 [precio mensual del servicio].

En parte, entonces, el problema es cómo lo van a cobrar. Entonces piden a la tarjeta de crédito que actúe como agente de retención, porque todo el mundo está pagando con tarjeta. Así, American Express o las demás tarjetas de crédito van a tener que retener y después cotizar de vuelta al gobierno de Buenos Aires.

El camino hacia adelante de la regulación en audiovisuales

El Dr. Katz afirma que no se trata de regular individualmente un servicio frente a otro, es decir, imponer más obligaciones a los servicios OTT y no así a otros servicios que compiten con éstos.

Tampoco se trata de un tema cerrado, sino que en México y el resto de América Latina se debe presentar a una discusión pública, como ya se encuentra en análisis y evaluación en algunas latitudes del mundo.

EP: Diversos especialistas consideran que no se trata de regular a los servicios OTT, sino de que los reguladores los contemplen dentro del mercado convergente de contenidos audiovisuales, ¿qué opinión tienes al respecto?

RK: A mí me parece que ahí es en donde está la discusión: los que dicen regular y los que dicen no regular. […] Todavía no tenemos una comprensión acabada del problema, estudiémoslo.

Incluso si tú te pones a pensarlo más aún, la OCDE por ejemplo, al llegar a los planteamientos que hicieron ahora a los OTT, estuvieron estudiando el problema como 3 o 4 años. Y en América Latina, no tenemos todavía eso de estudiar con seriedad esos temas.

Hoy tenemos ya 50% de la población latinoamericana en internet y todos éstos son instrumentos para crecer la adición a banda ancha. Si vamos a poner una política muy agresiva con respecto a estos OTT, estaríamos matando, no te diría que a la gallina de los huevos de oro, pero sí a algunas de las anclas fundamentales de internet en la región y, por lo tanto, acrecentando el problema de la inclusión social.

EP: ¿Cuáles son entonces los factores que el regulador debe considerar al evaluar el papel de los OTT?

RK: Habría como varias dimensiones del cambio, es decir, una es el tema social, la otra es el tema publicitario [con un pastel que no crece, mientras las plataformas se diversifican] y el tema fiscal. Cada una con los cambios de lo que va sucediendo, lo que va existir en cada una de estas áreas.

EP: En México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) no se ha pronunciado sobre el tema de los OTT, ¿a qué crees que se deba?

RK: Yo creo que se debe a que no lo entienden. Sin embargo, es claro que la convergencia ha revolucionado los servicios de contenidos audiovisuales a pasos más acelerados que la regulación.

EP: ¿Cómo están los precios de televisión de paga en México comparados con otros países de la región?

RK: El precio de televisión por subscripción mexicano es en general el más bajo de América Latina. En parte porque Dish entró con un producto muy agresivo al sector más bajo.

Al analizar la evolución en la adopción de los servicios OTT frente a la televisión de paga a través del tiempo, se puede identificar que existe una gran disparidad entre estas plataformas de contenidos audiovisuales. Mientras que las suscripciones a televisión de paga crecieron en promedio 38% en sus primeros 10 años de operación, se pronostica que los servicios OTT crecerán 67% en este plazo. De esta forma, en el mismo periodo de tiempo la televisión de paga logró abonar 3.8 millones de suscriptores, mientras que los servicios OTT llegarán a los 17.2 millones, cifra 4.6 veces mayor a la anterior.

Evolución de Plataformas de Servicios Audiovisuales: TV de Paga y OTT

Fuente: Proyección de The Competitive Intelligence Unit con base en información del IFT y Dataxis

Las principales razones que explican este crecimiento son: el acelerado crecimiento en la adopción de internet, la sustitución de servicios, así como la evolución tecnológica y la creciente oferta de contenidos a través de internet.

Considerando lo anterior, la opinión del Dr. Katz y mía son coincidentes. No se trata de imponer una carga regulatoria a los OTT, sino de reconocer que la tecnología siempre va un paso adelante de la regulación y, en todo caso, la regulación debe internalizar los efectos que el avance tecnológico genera sobre el mercado sujeto a una determinada regulación.

En síntesis, las reflexiones del Dr. Katz dejan una agenda de análisis, pero sobre todo de trabajo e instrumentación de condiciones de legalidad y marco regulatorio en el mercado audiovisual compuesto por los servicios de TV de Paga y OTT. Ahí, su énfasis se pone en la actualización de condiciones regulatorias, fiscales, de incentivos a la inversión y de adopción plural de contenidos en sus diversas plataformas.