11,396 México, Yo influyo.com, Los jóvenes y el futuro de la sociedad, Ana Teresa López de Llergo

La juventud puente entre pasado y futuroAna Teresa López de Llergo

Los jóvenes y el futuro de la sociedad

Ana Teresa López de Llergo

Características de la juventud y sus antecedentes

De cada etapa de la vida se puede decir que es un puente entre un antes y un después, pero, decirlo de la juventud tiene más peso, debido al vigor, al empuje, a la amplitud de oportunidades, a la capacidad de asumir riesgos y a la esperanza que pronostica este tiempo.

En el mundo hay sucesión de eventos, precisamente porque hay un orden establecido, contrario a las opiniones sobre fuerzas caóticas en perpetua lucha. De un conglomerado así poco se podría sacar, con mucha más razón, en la vida humana hay una sucesión, secuencia de etapas necesarias, para el desarrollo de la personalidad. Con la presencia de innegables crisis para finalmente lograr un tejido extraordinario capaz de cobijar a muchos.

También cabe otra advertencia: aunque se hable de la juventud por coincidir en el proceso general de desarrollo, cada joven tienen su propia historia con sus experiencias, el entorno cultural y, sobre todo la educación recibida y el modo como cada uno la ha asumido. Pero, la globalización ahora es inexorable y el acceso a la música, a los mismos programas de la televisión, del cine y de Internet impactan y unifican considerablemente la mentalidad juvenil de casi todos los países.

En este texto, acotaremos a los jóvenes entre los 18 y 30 años, ya son post-adolescentes y aunque ya son autónomos siguen afirmando su propio yo. Evalúan mejor la educación recibida y las presiones sociales, y son capaces de adoptar lo que más les conviene. Algunos jóvenes se encuentran muy ligados con estudios de postgrado o en una actividad profesional bastante definida. Otros, pueden encontrarse en situaciones profesionales o personales bastante precarias: desocupación, inestabilidad, comportamientos disgregados y numerosos problemas de la vida. El compromiso afectivo depende en buena parte de la postura frente a las soluciones de las circunstancias anteriores.

La necesidad de conocerse y de tener confianza en sí mismo es una aspiración propia de esta fase de la vida, por eso, es importante ayudarles a reflexionar sobre sus actitudes y, ellos mismos se decidan modificar aquellas inconvenientes, por los problemas futuros que pudieran ocasionar.

Aspiran a relaciones auténticas y están en búsqueda de la verdad. Cuando se les dificulta encontrarla fuera de sí, por los planteamientos relativistas, la buscan en su interior. Tal actitud los predispone a replegarse dentro de su sensibilidad y les lleva al individualismo, anteponiendo sus intereses a las responsabilidades sociales. De todos modos, los ideales propios de esta etapa les hacer estar dispuestos a comprometerse con algunas causas más grandes que las suyas.

Es un tiempo de toma de decisiones importantes para configurar el futuro familiar y laboral. También buscan el amor auténtico, que tendrá mucho que ver con el modo como se relacionaron con el otro sexo durante la adolescencia. En definitiva, sus decisiones les comprometerán en lo profundo de su vida.

Circunstancias actuales que perfilan al joven contemporáneo

En un entorno donde, por diversas razones, se cultiva la indiferencia por la moral natura y deja paso al cinismo, a la duda y a la impotencia frente al mal, los jóvenes tienden a buscar  gratificaciones inmediatas que nadie les pueda quitar. Entonces, hay dificultades para madurar, pues la personalidad no es capaz de distinguir lo propio de la vida interior y lo del mundo externo.

Por eso, tienden con facilidad al igualitarismo y a la tolerancia, sometidos por la moda y por los mensajes  mediáticos, y los adoptan como normas. Sin ideales, corren el riesgo de caer en el conformismo y dejarse llevar por lo que siguen los demás, debilitando su afectividad, la capacidad para tomar decisiones y asumir  problemas con voluntad para resolverlos.

Los planteamientos pseudocientíficos pueden crearles gran confusión respecto a los sentimientos y no saber distinguir entre una atracción a nivel de amistad y una tendencia homosexual. La coeducación, en la que han vivido desde la infancia, puede complicar en el momento de la post-adolescencia la relación entre hombre y mujer. Por último, el considerable aumento de los divorcios no favorece la fe en el otro ni en el futuro.

El permisivismo facilita experimentar todo tipo de sensaciones como las drogas y las relaciones sexuales incontroladas. Como en el fondo estas experiencias no les dejan tranquilos, por eso, siguen a líderes que les presentan los auténticos valores como Juan Pablo II y, ahora el Papa Francisco.

Los problemas internacionales como el sectarismo, el terrorismo y la guerra, impactan a los jóvenes. A veces, no reciben una buena impresión de la religión, agravada esta visión por la falta de formación en su fe, por las opiniones que circulan y por los enfoques de la ciencia ficción, de la televisión y del cine.

La educación da preferencia a la creatividad, a la sensibilidad y al bienestar afectivo, a veces a costa del esfuerzo intelectual y de la formación del carácter, por lo que resultan personas débiles, superficiales sin sentido del límite y de la realidad. Pueden ser desparpajados, a veces, demasiado confianzudos, sin jerarquía, de la autoridad, de lo sacro y de los protocolos.

Algunas veces, hay personas que no quieren crecer y procuran vivir en una juventud eterna. Esta actitud provoca indeterminación ante la elección del tipo de vida y a asumir compromisos definitivos. En el pasado, la juventud se recorría como una etapa preparatoria y resultaba más fácil optar por elecciones fundamentales.

En algunos sectores de la sociedad se da una fuerte tendencia a la experimentación: los jóvenes pueden dejar la familia, pero vuelven a ella después de un fracaso o una dificultad. Así se propician experiencias sin asumir las consecuencias, tal vez como resultado de una infancia acortada por una adolescencia más larga.

La juventud siempre se ha caracterizado por una cierta inmadurez: compensada por una sociedad que fomentaba la madurez. Ahora, la sociedad ofrece menos apoyo. Por eso, hay jóvenes, entre los 26 y 35 años con depresiones  porque no encuentran ejemplos de vida adulta que les ayuden a diseñar su vida.

Retos de un futuro anunciado

Es importante evitar la “ley del péndulo” y optar por la intransigencia cuando se experimentó la ausencia de autoridad, o por el contrario, adoptar una postura autoritaria si se creció en un ambiente permisivo.

Equilibrar la pertenencia institucional y social con el sentido de la propia dignidad. Así la persona se encuentra capacitada para trabajar en proyectos donde no ha intervenido en la creación, pero le convencen y los adopta sin sentirse menospreciado.

El sentido del compromiso inicia con el desarrollo de una solidaridad con proyectos comunitarios al servicio de los demás.

La expresión afectiva debe ser mediada por el respeto al otro y con la toma de consciencia de que una relación implica respeto mutuo y responsabilidad recíproca. En este tema, darse cuenta que las imágenes que muestran los medios de comunicación o las películas no fomentan las relaciones respetuosas al presentar el sexo fácil y el disfrutar los momentos sin hacerse cargo de las consecuencias.

No trivializar el exhibicionismo sexual que se muestra en la pornografía y la banalización de una sexualidad impulsiva y anti-relacional. Estudios recientes han mostrado que el 75% de las películas que se ven en la televisión por cable son pornográficas, con escenas cada vez más violentas y agresivas, porcentaje que aumenta hasta un 92% entre los clientes de los hoteles. La proliferación de imágenes sexuales demuestra que vivimos en una sociedad erótica, que permanentemente excita a los individuos desde el punto de vista sexual, condicionando fuertemente la elaboración sana de la sexualidad juvenil.

Algunos jóvenes cuando han sufrido la separación y el divorcio de sus padres, han de decidirse a no reproducir esos sucesos que dejan una huella de desilusión y de desconfianza, con respecto al otro y, a veces, con el futuro.

Las personalidades actuales proclaman la autonomía, y para serlo, han de aprender a desprenderse de los objetos infantiles. Y, si fuera el caso, evitar ciertas dependencias interpersonales muy distintas de la amistad,

Afrontar problemas humanos como el miedo de ser rechazados. Para contrarrestarlo, estar dispuestos a reconstruir el tejido social y evitar la vida familiar fragmentada tan difundida en el occidente.

Darle la importancia a la familia porque fomenta la seguridad gracias a la protección mutua entre sus miembros. En este aspecto es muy importante profundizar, porque parecería que cualquier joven pierde oportunidades si colabora con las demandas propias del núcleo familiar.

Esta sería una visión sumamente reducida, pues cuando se forma una familia convergen dos personalidades distintas pero en armonía, y cada una expande su interioridad con la seguridad de la aceptación de la otra persona. Más adelante, con la procreación las experiencias de enriquecimiento son enormes al observar las variadas combinaciones de la herencia de los progenitores en sus hijos y, también las variadas respuestas de los hijos ante los mismos estímulos familiares.

Bibliografia

López de Llergo, Ana Teresa y Cruz de Galindo, Luz María (2008) “Las etapas de la vida”, Trillas, México.

Menéndez Vega, C (2003): “Cambio de valores en la juventud”.  En XVI Encuentros de cristian@s de base de Asturias:”Cambio de valores y cristianismo”.  Disponible dando click aquí

 

Comentario Octavio Islas

Una perla de la ultraderecha mocha

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .