5106 México, Yo influyo.com, Peña Nieto quiere la regresión al presidencialismo, Federico Müggenburg

Peña Nieto quiere la regresión al presidencialismo
Federico Müggenburg
http://www.yoinfluyo.com/index.php?option=com_content&task=view&id=23025&Itemid=40
lunes, 12 de julio de 2010

El actual gobernador priísta del Estado de México, Enrique Peña Nieto, es el más fuerte y mediático precandidato a la presidencia del país, apoyado por una buena cantidad de padrinos, empezando por Carlos Salinas de Gortari y el llamado “duopolio” de la televisión nacional. Peña Nieto representa la herencia del grupo político de Atlacomulco, que en diversas ocasiones ha querido alcanzar la presidencia sin que hasta ahora haya cumplido el propósito.

El famoso grupo fue organizado por destacados caciques de la vida política del Estado de México a principios del siglo XX, cuando esa población a la que debe su nombre era paso y escala obligada de todos los que venían del centro y del norte del país hacia la capital y viceversa.

Entre las figuras de Maximino Montiel Olmos e Isidro Fabela Alfaro se ubica la paternidad del Grupo Atlacomulco. Esas dos figuras también sirven para hablar de las dos facciones del grupo. La de la “carne y la sangre” que viene de los Montiel y llega hasta Peña Nieto y la del “espíritu” que inicia con Fabela y continúa con la “adopción espiritual” del joven “huérfano” Carlos Hank.

Resulta interesante constatar cómo en la lucha interna del PRI para la candidatura presidencial del año 2006 se enfrentaron las dos facciones de Atlacomulco. Por un lado estaba el gobernador Arturo Montiel Rojas, descendiente directo de Maximino Montiel, quien quería ser el candidato, por lo que había invertido millones de pesos en pagos “publicitarios” a la misma televisora que luego le dio el puntillazo, denunciando las enormes inversiones en bienes raíces, en el país y en el extranjero, que no podía justificar con sus sueldos de político de toda la vida.

Este golpe favoreció la candidatura del “huérfano” Roberto Madrazo, una especie de “hijo espiritual” del profesor Carlos Hank, representante de la otra vertiente de Atlacomulco. Esta vez parece que no hay riesgo de “escisión”, ya que todos van con Enrique Peña.

Sorpresivamente, Peña aceptó, a fines de junio, una entrevista con el reportero Arturo Cano, publicada el día 28 en el diario “La Jornada”, nada afín al precandidato. El tema fue la frustrada reforma política en México y sus consecuencias en el poder presidencial. La ocasión se dio a propósito de la tesis que para optar al grado profesional, Peña Nieto presentó en una universidad privada de alto prestigio, siendo su título “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”.

De la interesante entrevista vale destacar algunas respuestas contundentes: “Fortalecer la institución presidencial que anda dando tumbos desde que el PAN llegó a Los Pinos. Los pleitos entre el Legislativo y el Ejecutivo se han traducido en ‘parches’ y ‘enmiendas’ que tiene ‘postrado’ al país”. Peña Nieto, parece olvidar que han sido los legisladores de su partido los que han obstaculizado, desde hace 10 años, cualquier intento de adecuar o reformar el marco legislativo a las nuevas condiciones democráticas del país.

Afirma de inmediato: “A partir de la alternancia en la Presidencia de la República, sin duda nos quedamos sin reglas muy claras, muchas que venían de normas no escritas, reglas de facto… Creo en el sistema presidencialista porque estoy convencido de que es parte de la cultura política del pueblo mexicano. Las reglas no escritas le dieron al régimen político una gran estabilidad durante 70 años y permitieron que muchas cosas se hicieran bien y con acierto. Porque mucho de lo que daba holgura al presidente eran las facultades metaconstitucionales que se fueron creando y fraguando en el curso de 70 años”.

El reportero afirma que en su tesis profesional Peña Nieto cita a Carranza en su discurso al Constituyente de 1917: “Sobre la necesidad de una presidencia fuerte que superase el ‘estorbo’ de facultades que el legislativo arrastraba desde la Carta Magna de 1857”. Además, “no oculta la admiración por Obregón, ese enérgico jefe del ejecutivo”.

La entrevista es extensa y abarca otros temas, pero para efecto de esta reflexión es suficiente con lo ya citado. Además de la explícita postura a favor del presidencialismo autoritario del pasado, también confirma su pertenencia a una de las identidades de las cuatro grandes ramas de la “familia revolucionaria” que fue creadora y beneficiaria del viejo sistema de poder durante siete décadas.

Los obregonistas que se volvieron alemanistas, luego hankistas, y ahora serán peñistas. Los carrancistas, que pasaron a ser ruizcortinistas, luego diazordacistas y ahora se volvieron “Partido Verde” bajo el control de la familia González, coaligados con el PRI. Estas dos ramas son profundamente pragmáticas.

Las otras dos son esencialmente ideologizadas con las variantes socialistas del momento histórico correspondiente: Los cardenistas, que se configuraron coyunturalmente en lopezmateistas y luego en echeverristas, hasta que se volvieron “partido perredista”, ahora bajo el comando camachista. Finalmente, están los callistas que se volvieron reyesherolistas y ahora son principalmente salinistas, primero referidos al liberalismo social, luego socialdemócratas y más recientemente adscritos a una cosa llamada “democracia republicana”.

No es posible dejar de señalar en la genética de la “familia revolucionaria” los ingredientes sanguinarios tan elocuentes entre obregonistas y callistas, que abrieron un ciclo con el asesinato de Obregón y aparentemente lo cerraron con el de Colosio, llegando al sacrificio político de Montiel, a favor de Madrazo, hace apenas unos años.

Habrá que seguir muy de cerca esta nueva circunstancia en la lucha por el poder a través de las candidaturas presidenciales para 2012. Peña Nieto hoy figura como el “proveedor de todo tipo de recursos” para los candidatos a gobernadores priístas en 2009 y 2010.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.