18,374 CIU, The CIU Working Papers Series – mHealth: Garantizar una Vida Sana y Bienestar para Todos


Boletín de Prensa The CIU Working Papers Series

mHealth: Garantizar una Vida Sana y Bienestar para Todos
The Competitive Intelligence Unit presentó el The CIU Working Papers Series “mHealth: Garantizar una vida sana y bienestar para todos”.86.7 millones de mexicanos mayores de 5 años son usuarios de apps, 22% descarga aquellas relacionadas con la salud, bienestar y fitness.En México, 86% de las aplicaciones de salud analizadas provienen de la iniciativa privada, 14% derivan de instancias públicas. Los sistemas de notificación de riesgo de contagio por COVID-19 han sido las soluciones de mHealth de mayor adopción durante la crisis sanitaria, implementados en Puebla y Coahuila. Adopción generalizada de Smartphones (127 millones a mediados de 2021) es el principal habilitador del ecosistema mHealth en México.
mHealth: Beneficios de su Implementación

The Competitive Intelligence Unit publicó una nueva edición de The CIU Working Papers Series titulada “mHealth: Garantizar una vida sana y bienestar para todos” (https://bit.ly/2ZlCkir).

El documento analiza la importancia de la salud móvil (mHealth) en la prestación de servicios de salud y provee recomendaciones para fortalecer el ecosistema de aplicaciones de salud para México, a partir de la revisión de aspectos importantes de su implementación.

mHealth es el uso de dispositivos móviles, como los smartphones y los wearables para el seguimiento de los pacientes, la práctica médica y la salud pública. Al respecto, 83% de los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han implementado al menos una iniciativa de salud móvil.[1]

De acuerdo con la OMS, las soluciones de mHealth pueden contribuir a alcanzar la cobertura sanitaria mundial, al hacerla accesible a poblaciones y comunidades remotas con déficit de servicios sanitarios. Asimismo, el organismo reconoce que es relativamente menos costoso dotar a estas zonas de infraestructuras de tecnología móvil.

Las tecnologías móviles contribuyen a ofrecer mejores servicios de salud, ya que proporcionan capacidad de seguimiento del paciente y un uso más eficiente de la infraestructura sanitaria. Estos y otros beneficios se ilustran en el siguiente diagrama.
 Beneficios de las Soluciones mHealth
Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2021
Concretamente, para la labor médica, algunos ejemplos de usos mHealth son la tele-radiología, la solución asociada a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de uso más extendido dentro de los países miembros de la OMS. También se registran soluciones como la revisión de retina con aditamento para cámara de smartphone y la creación de redes de apoyo en la deliberación de tratamiento.
 
mHealth en el Contexto de la Pandemia de COVID-19

Algunos ejemplos de implementación de mHealth en el contexto de la crisis sanitaria son las notificaciones de potencial exposición al COVID-19.

En el ámbito local, la Alerta COVID Puebla y la app para el Monitoreo COVID-19 de la Secretaría de Salud de Coahuila informan si el usuario estuvo en contacto con un caso positivo a través de Bluetooth.

Estas soluciones han sido adoptadas en el ámbito nacional por países como Alemania y Reino Unido, en los que el número de descargas de aplicaciones con estas notificaciones equivale a 41.3 y 39.9% de la población, respectivamente.

Estas soluciones se apoyan en el uso de smartphones, que en México alcanza una adopción, prácticamente generalizada. Al cierre de la primera mitad de 2021, se contabilizaban 127.7 millones de smartphones, 71% de gama alta y media, es decir, equipos de mayor capacidad tecnológica que permiten a los usuarios acceder y aprovechar los beneficios de aplicaciones de salud y bienestar.

En México, 86.7 millones de mexicanos son usuarios de apps, entre estos, 22% descarga apps relacionadas con la salud, bienestar y fitness.
 
IMSS Digital: Caso de Aplicación en México
Un mapeo de aplicaciones de salud en México en dos de las más importantes plataformas de descarga nos permite identificar que 86% provienen de la iniciativa privada y 14% derivan de instancias públicas.
IMSS Digital es un caso de éxito desde el ámbito público, al desarrollar una aplicación móvil para la salud con más de 8.6 millones de descargas y mil millones de procedimientos y servicios realizados. Esta solución cuenta con una amplia demanda potencial.
 
Barreras y Retos para un Ecosistema de mHealth
Entre las principales barreras para el uso de dispositivos mHealth entre adultos en México se encuentra: el costo de adquisición (41% del total), la falta de conocimiento por parte de los potenciales usuarios (36%) y la preocupación sobre la privacidad y uso de la información (24%).[2]
 Principales Barreras para el uso de dispositivos de mHealth entre adultos en México, 2018
(Proporción del Total de Usuarios, %)
Fuente: Elaborado por The CIU con datos de Ipsos (2018)
No obstante, a pesar de las barreras, también se ha identificado que 47% está dispuesto a usar por primera vez o nuevamente las soluciones de mHealth.

Otros dos retos importantes son una legislación conducente para proveedores de servicios de salud digitales, y el estrechamiento de la brecha digital. La protección y delimitación del uso de los datos de salud es una de las preocupaciones actuales en algunas aplicaciones. Por ello, es esencial garantizar la protección de los datos de los pacientes y definir cómo se recogerá, utilizará, compartirá y almacenará la información de salud que provenga de un dispositivo móvil como un smartphone, una tableta o un smartwatch.
 Opiniones sobre el Uso de Telemedicina entre Adultos en México, 2018
(Proporción del Total, %)
Fuente: Elaborado por The CIU con datos de Ipsos (2018)
Un proyecto de NOM conocido como PROY-NOM-241-SSA1-2018 (aún no aprobado) propone, entre otros aspectos, una definición de software como dispositivo médico como aquel «que no requiere de hardware para cumplir con el propósito médico previsto; es capaz de ejecutarse en plataformas informáticas generales y puede utilizarse solo o en combinación con otros productos…».

Los intentos de regulación como el PROY-NOM-241-SSA1-2018 son una aproximación apropiada, ya que algunos programas informáticos (incluidas las aplicaciones móviles) podrían ser considerados como software médico. No obstante, se debe cuidar que este tipo de intentos de regulación no se exceda en su alcance y defina los dispositivos (como los teléfonos inteligentes o los wearables) como dispositivos médicos también, por el potencial impacto negativo en su adopción.
 
Conectividad: Eslabón Esencial
Asimismo, un funcionamiento óptimo de soluciones de mHealth supone que proveedores y usuarios deben contar con conexión de banda ancha a Internet.
 Acceso a Internet en México
(Proporción del Total, %)
Fuente:The CIU con información del Censo 2020 y Censo Económico 2019 del INEGI
Al respecto, los Censos Económicos de 2019 y el Censo de Población de 2020 (INEGI) evidencian que 78.1% de los hospitales, 43% de los prestadores de servicios de salud y 52% de los hogares cuentan con acceso a internet. La brecha digital representa una barrera significativa para la implementación de mHealth en México.
 
Recomendaciones de Política Pública
Derivado de lo anterior, las recomendaciones para una política de salud que incorpore y aproveche los beneficios del mHealth son las siguientes:Fomentar mecanismos de colaboración entre las iniciativas pública y privada para la creación, adopción y mejora de soluciones de mHealth como apps de bienestar.Aprovechar la elevada adopción de tecnologías móviles en México para fomentar el uso de soluciones de mHealth entre pacientes y médicos.Aplicar una política de asequibilidad de las TIC para hacer frente a los obstáculos económicos para los potenciales usuarios. The CIU ha propuesto anteriormente una serie de recomendaciones: i) una política fiscal que reduzca el precio de compra a los consumidores, ii) subsidios por parte del gobierno para promover la adopción en grupos sociales específicos, y iii) préstamos públicos a bajo interés y que el gobierno actúe como garante conjunto de los préstamos privados, ambos instrumentos destinados a la adquisición de dispositivos móviles.Desarrollo de políticas públicas de mHealth que incluyan la mejora de las competencias digitales de la población y la promoción del uso y desarrollo de aplicaciones.Reforzar la regulación relativa a la protección de la información médica y establecer normas claras de actuación y sanción de las infracciones para los proveedores de eSalud (privados o públicos).Definir estándares de calidad para la telemedicina, las soluciones de mHealth y los sistemas de información sanitaria, buscando garantizar la interoperabilidad. 
La implementación de estas recomendaciones se traducirá, por el lado de la oferta de servicios de salud, en nuevos espacios de oportunidad, tanto para la iniciativa pública como para la privada, para responder a la creciente necesidad de servicios de salud. Mientras que, por el lado de la demanda, significará la posibilidad de trabajar por el objetivo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de alcanzar la salud universal, al ser la mHealth es sinónimo de garantizar una vida sana y el bienestar para todos.


 [1] Global Observatory of eHealth, «Global diffusion of eHealth: Making universal health coverage achievable», OMS, 2016. Disponible en: https://bit.ly/3xBGsH5[2] Ipsos, Global views on healthcare, Ipsos, 2018.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.